5 ERRORES QUE COMETES AL REGRESAR AL GIMNASIO TRAS UN DESCANSO

Tras ese descanso cometemos algunos errores que ponen en peligro nuestra salud y la voluntad de continuar.

Tomar la decisión de hacer ejercicio es difícil, pero lo es aún más después de haber puesto una pausa a nuestra habitual rutina de ejercicios. Si no quieres sumarte al enorme grupo de personas que abandonan para siempre el gym, trata de no cometer estos errores.

1. Sentirte culpable por tiempo perdido. Da igual si abandonaste el entrenamiento por una semana, un mes o más, echarte la culpa te va a bajar el ánimo. Tampoco se vale que te presiones demasiado y empieces a entrenar por encima de tus posibilidades, ya que tu cuerpo y mente van a sufrir. Sólo regresa, sé honesta contigo misma respecto a tus capacidades, retoma desde donde puedas y concéntrate en lo que viene.

2. Ejercitarte de más. No vas a recuperar el entrenamiento perdido en los primeros días de reactivación. Lo ideal es empezar poco a poco hasta agarrar de nuevo tu ritmo. Tampoco puedes retomar el training justo donde lo dejaste, ya que después de una semana de pausa tu capacidad fitness se ve afectada y debes dar un paso (o varios) hacia atrás. Si quieres pasar de cero a mil en un par de días, sólo lograrás agotarte o lesionarte.  
3. Esforzarte poco. Es justo el fenómeno opuesto al anterior. Implica regresar con apatía, entrenar muy poco y hacer el mínimo esfuerzo. Recuerda que hacer acto de presencia en el gym no te dará resultados, tienes que poner todo tu empeño en el ejercicio.

4. Llevar una mala alimentación. La nutrición de una persona que ejercita es muy distinta a la una sedentaria, así que debes ajustar tu dieta y horarios de comida para regresar. Si no te alimentas correctamente antes y después del entrenamiento no rendirás bien, te sentirás cansada y de mal humor. Entrenar con una dieta inadecuada puede hacer que tu metabolismo se ralentice, lo que te hará estancarte o aumentar de peso.
5. Regresar a los malos hábitos. Si tomaste una pausa debido a una lesión por sobreentrenar, entonces esta vez ve más despacio. Si la causa fue el aburrimiento, cambia tu rutina, cambia de entrenador, entra a clases distintas o ve en otro horario para convivir con gente nueva. Si repites los viejos errores pronto tendrás las mismas excusas para abandonar el ejercicio.

Dicen por ahí que ''lo bien aprendido jamás se olvida'', y si alguna vez fuiste toda una chica fit, puedes volver a serlo en cualquier momento, sólo necesitas paciencia y constancia.