NO PODRÁS QUE ENCONTRARON DEL ESTOMAGO DE ESTE COCODRILO...


Este cazador de cocodrilos atrapó a un cocodrilo gigante. ¡Al ver el interior de su estómago, su rostro cambió de color!


Cuando la familia Stokes, de Alabama, se fue a cazar cocodrilos, ni siquiera sabía que pronto establecería un récord mundial. ¡El animal capturado pesaba alrededor de 460 libras!.
Sin embargo, el peso del cocodrilo no fue la mayor sorpresa… El cazador quiso disecar el cadáver del cocodrilo gigante, y personalmente abrió su vientre. ¡Lo que vio en su interior hizo que todos los presentes se estremecieran de miedo!



Valga decir que el anciano no era una persona fácil de impresionar, pero, al abrir el vientre del gigantesco reptil, quedó realmente estupefacto, por no decir que perturbado.
Nota: La caza del reptil era totalmente legítima. En el estado existen ciertas cuotas, que permiten no amenazar la vida normal de la población de caimanes.



Los espectadores esperaban, con interés, descubrir lo que contenía el interior del gigantesco reptil. En primer lugar, allí encontraron el cadáver de un ciervo femenino adulto, lo cual era suficiente para alimentar al gigante durante mucho tiempo. ¡Pero, al parecer, el gigante poseía un apetito insaciable!



Además del ciervo, en el estómago del reptil se encontraron dos ardillas… Vale destacar que estos animalitos fueron tragados más tarde, y que, con todo y su enorme peso, al cocodrilo ya le era suficiente con el ciervo. Pero, al parecer, él no podía pasar de largo y no aprovechar la ocasión.



Ahora, el insaciable depredador no podrá devorar a nadie más, y muy pronto se convertirá en un enorme peluche, un trofeo para impresionar a la gente.